POLIMATÍA EN LA ERA DE LA INFORMACIÓN

Aprender mucho. Esa es la etimología de la palabra, ahora bien ¿qué significa realmente?

En esencia sería, adquirir conocimientos de diversos campos para complementarlos entre sí utilizando como lógica la transversalidad del conocimiento. Este concepto surge durante el Renacimiento, siendo su mayor referente Leonardo Da Vinci, quien fuera a la vez pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo,​ artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Sin dudas un gran referente sobre la optimización del tiempo y del aprendizaje.



Creo que la consciencia colectiva entiende que durante el 2020 el mundo cambió, son épocas de evolución y de renacimiento, y eso pone en la mesa a la polimatía. Como experiencia personal, durante estos meses de cuarentena, donde nuestra vida dio un giro de 180° de un instante al otro, aprender cosas nuevas y ver nuevas perspectivas de lo que he aprendido a lo largo de mi vida (como buen eneatipo 5 que soy) fueron los pilares para encontrar el camino a re-inventarnos y este aprendizaje nos quedará para siempre.


Un poco de teoría.

Como sabemos, el cerebro tiene dos hemisferios, el izquierdo (racional) y el derecho (creativo), algunos estudios demuestran que en la educación se tiende a considerar que cada niño desarrolla más uno que el otro, determinando así (según el maestro) la forma en que debe aprender. La realidad es que esto es un mito, ambos hemisferios se desarrollan de la misma manera ya que la comunicación entre ellos es constante, cada acción que llevamos a cabo es procesada primero por la parte central (sistema límbico e hipotálamo) para luego generar una interrelación constante entre los hemisferios.


Podemos ver entonces que hay una estrecha relación entre lo técnico-mental y lo artístico-creativo, siendo estos retro-alimentados entre sí, creando el siguiente proceso inventivo:

Motivación e innovación.

Considero que la motivación puede convertirse en innovación si incorporamos una serie de conceptos y herramientas. Son fundamentales la educación (institucional o autodidacta), la creatividad, reconocer tu verdadera identidad y las ganas de emprender. Entendiendo que las matemáticas, el arte y la ciencia van de la mano (proporción áurea claro ejemplo) podemos dejar atrás los miedos que nos limitan. Aprendiendo poco a poco a cuestionarlo todo y principalmente a nosotros mismos, convirtiéndonos así en artífices de un nuevo mundo, uno más honesto y armónico con el entorno.


En definitiva podemos decir que la polimatía es un estado mental, es una forma de concebir el mundo, conociendo que todo está conectado e incorporando una actitud "hacker" vamos a potenciar nuestra creatividad día a día.


Vivimos la era de la información, qué haremos con ella depende de nosotros.


¿Cómo podrías aplicar la polimatía en tu vida?


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo